Aunque como decía la vez pasada seguramente muchos son los que de una u otra manera vienen usando el Bullet Journal, hay que admitir que se puso de moda. Quizá en los países hispanohablantes aun no se perciba esto, pero googlea un poco y verás la cantidad de personas  que se han enloquecido con esto.

Si te está picando la curiosidad de meterte en este mundillo, quiero que tengas en cuenta algunas cosas antes para que no te pase como a la mayoría, yo incluida: no saber cómo empezar ni para dónde disparar.

Preguntas

✍️¿Te gusta lo analógico o eres más bien techie?

✍️ ¿Usas ya agenda? ¿ ya tienes algún sistema de organización que te funciona?

✍️ Si usas agenda, ¿encuentras con facilidad la que se acomode a tus necesidades?

✍️ ¿Eres de apuntar solo citas y tareas importantes o necesitas siempre espacio para otras tantas cosas como lluvia de ideas, datos de terceros, notas mentales, etc?

Todas estas preguntas son para que reflexiones si realmente el Bullet Journal es para tí. Si no te gusta eso de usar lápiz y papel y prefieres una aplicación; pues listo. No te molestes. No te va a resultar cómodo probablemente.

Ante todo  a los bujoístas ,como nos llamaré de ahora en más, nos encanta todo lo relacionado con papelería y artículos de librería- sobre todo artística. Amamos los stickers, los dibujos, los colores, los textos resaltados, etc. Somos de esas personas que entran a una librería a comprar una goma de borrar y salen con al menos 5 artículos más entre los que se encuentran «esa hermosa lapicera o birome que escribe tan suavecito»

Quizá ya uses una agenda para apuntar lo más importante y destacable que tienes que hacer; pero ciertamente no te molesta ver días completamente en blancos o no precisas apuntar otras cosas como un descargo catártico sobre «ese trámite espantoso que te tocó hacer en la mañana y lo mal que lo pasaste«.

Así y todo si quieres adoptar un Bujo en tu vida, espero que estos humildes consejos te sirvan de ayuda:

1. Mantente simple

Es meterse a ver lo que los demás hacen que te desesperás por querer hacerlo exactamente igual. Sin embargo no hay que olvidarse de la esencia del bujo que es hacer tu vida simple, organizarte y no olvidarte de aquello que no quieres olvidar.

El primer consejo que me dio Candance Madera (ídola total en esto junto a Kara de Buho Berry) cuando le pregunté por dónde comenzar, fue:

Aunque suene extraño, planea tu plan

Es decir, preguntate para qué quieres un Bujo, en qué te va a ayudar, por qué esta técnica será para ti y luego empieza en forma simple. No te compliques con cosas que podrás hacer después como agregar dibujitos, collage, stickers y diseños específicos.

Piensa en la estructura que a tí te va a funcionar aunque luego puedas cambiarla, es lo grandioso de los bujos.

En mi caso, por ahora estructuro cada mes con los siguientes elementos:

En esa caratula pongo un pedacito de washi tape o post it en el borde, a modo de identificador rápido para abrir en el mes correspondiente.

Un apartado de notas. Para apuntar teléfonos o direcciones temporales, algo que me digan por teléfono, alguna idea suelta, etc.
Un vistazo mensual donde apunto sólo lo importante para no superponer actividades.

Y luego pongo las semanas pre armadas para completar. Muchas veces un esquema semanal es diferente al otro, no hay problema mientras me sea visualmente cómodo.

También agrego un apartado de gastos e ingresos y por último una carilla donde apuntar lo que agradezco de ese mes, las cosas importantes que sucedieron. Es decir, algo bien de diario más que de agenda.

Si tengo la necesidad de agregar algo más, como una página de ideas o calendario de publicaciones, lo hago. Pero siempre luego del mes y con otro pedacito de cinta o post ir en el borde para diferenciarlo fácilmente.

2. No gastes

Veras muchos ejemplos hermosos de agendas y cuadernos. Los vas a querer probar y al menos acá no se consiguen o son carísimos. Yo también me engolosiné y enganché a mi sobrino que viajaba a Nueva York y me trajo una adorable Moleskine punteada.

Pero comencé con un cuaderno cualquiera anillado y cuadriculado. Créeme que es suficiente. Sí, es cierto, son hermosos estos artículos pero salvo que te los traigan de afuera y realmente seas un fan indiscutible por X razones de alguna de estas marcas; no se vale el gasto para lo que es la técnica en sí.
No obstante si te ataca la tentación, ahora que es más fácil puedes comprar la mayoría de ellos en Amazon. Suele haber descuentos bastante seguido.

Cuando empieces, vas a cometer varios errores, como comerte algún día en el mes o numerar mal los días o similar. No es lo mismo cometer ese error en un cuaderno de 40$ a llorar por cometerlo en uno de $200.

Lo mismo va para otras herramientas. Verás fibras acuarelables (impagables aquí en Argentina y muy difíciles de conseguir), lápices específicos, te hablarán de plumas fuente adorables…¡RESISTE!  Ya habrá tiempo para ponerte pro, ahora dedícate a encontrarle la mano a tu propio bujo y más tarde puedes dedicarte a volverte todo un catador de productos de mercado.

3. Permítete errores

Porque te va a pasar y mucho. No te pongas mal, aprovecha esos errores para poder resolver la cosa en forma creativa. Yo por ejemplo en la siguiente imagen aparece una mujer dándole al pico de un jarro. Es un recorte de revista que está tapando un Domingo intruso que se agregó a la semana.

 

Pero ese no fue el único error, la semana anterior ya había puesto de Jueves a Sábado porque Septiembre comienza justamente en Jueves. Pues nada, ambas semanas quedarán con algunos  ¡contenidos duplicados! ?

Pues listo, ya tienes lo básico para empezar tu Bujo. Planea con cuidado pero permítete también experimentar que para eso son también. ¡Deja salir tu vena creativa!

Y ahora para que te inspires te dejo ESTO para que mires.