libretita Moleskine

Abril me está confirmando algo interesante que  ya venía percibiendo: beneficios y contras de tener un Bullet Journal. Antes de haber adoptado uno, andaba con una agenda de acá para allá. Sin embargo, desde que tengo mi bujo hace ya casi 3 años, no suelo llevarlo conmigo. En mi cartera llevo una libretita, la preciosa mini moleskine que me regaló mi hermana que pueden ver arriba.

En ella apunto o dibujo de manera libre cual típica libreta de notas. No es que no saque jamás mi Bullet Journal a la calle, es que esta al ser pequeña, es más cómoda. Puedo llevarla en cualquier tamaño de cartera;  y me permite la flexibilidad de anotar todo, ser desordenada y, además, no preocuparme si termina medio ajada con el trajín.

libretita Moleskine
Tener un Bullet Journal tiene muchos beneficios; pero seamos honestos, también algunas contras. Veamos.

Beneficios  de tener un Bullet Journal

Creo que de esto hablamos algo cuando les conté cómo es un bujo y por qué me servía a mí.

Es un método flexible

Tan personalizable como quiera. Puedo armar y desarmar las maneras de presentar la información y recordatorios que quiera, puedo ponerle pegatinas, escribir o dibujar.

Plantilla semanal bullet journal
Básicamente no hace falta tener que adaptarse a un diseño pre establecido, que es lo que me pasaba con las agendas compradas. Por el contrario, puedo darle el diseño que quiera y hasta cambiarlo según mi necesidad cada semana o mes.

Sigo prefiriendo las vistas semanales, la de la imagen de arriba muestra un intento de tener separados este mes dos cosas importantes: entrevistas y citas en general, y apuntes varios. Resultó cómodo pero ciertamente no es lo que más me satisfizo.

Despierta mi parte creativa

Y esto no es solo importante por el hecho de terminar siendo una especie de terapia; no. El hecho de poder dibujar, pegarle cosas y demás, me ayuda a recordar más fácil las cosas. Cuando uno tiene que escribir incluso los días, horas y encima le dibuja íconos, garabatos, etc; todo colabora a que tu mente registre mucho más rápido y mejor las cosas que hay que recordar. Obviamente funciona mucho mejor con las personas visuales; pero ha sido estudiado el hecho de que los dibujos facilitan la comprensión y la memoria para la mayoría de las personas.

Registros y listas de todo tipo

Yo casi ya no uso eso de registrar cosas como vaivenes de humor, peso o ejercicios; sí uso listas de todo tipo y me ayuda a focalizarme cada semana en lo más importante a cumplir. Siempre digo que cuando uno organiza bien el tipo de actividades (separar lo urgente de lo importante) y tiene objetivos claros y palpables para conseguir cada día o semana; no hay nada más satisfactorio que ir marcando o tachando lo que ya hicimos. ¡Ah!, ¡el placer de la tarea completada!

Desventajas de tener un bujo

Bueno no hay mucho que puntualizar en este tema. Si lo único que te interesa es organizarte y tener una mecánica sencilla para hacerlo, una agenda es más que suficiente. En ella también podés hacer dibujitos y pegarle cosillas y mostrar tu parte creativa; y al mismo tiempo ahorrás tiempo en el diseño.

Tener un bullet journal es tener una especie de mezcla entre agenda y diario; pero si lo que te importa es SOLO la parte organizativa el tener que hacer todo vos: armar el calendario, poner los días y horas, etc; ciertamente resta tiempo.

Aun cuando muchas veces dejo de lado la parte «journalistica» y me atengo a la «agendística», sigo prefiriendo hacer todo yo porque como dije me ayuda a recordar mejor, a organizarme como quiero y a no tener que limitarme en cómo armar mi día a día según la agenda del momento.

Otra desventaja es para las que somos más introvertidas y nos da cosa llevar en la cartera una «agenda» que al momento de abrirla ante alguien para apuntar una cita o buscar una información, se termina desplegando un mundo visual personal que a no todos nos gusta que sea visible para cualquiera. De por sí cualquier agenda contiene información personal; pero si a eso le agregamos el touch artístico, las frases catárticas, etc; ciertamente es como llevar encima un diario íntimo.

Resumiendo, sigo prefiriendo tener un Bullet Journal porque me permite experimentar y ser más yo que con cualquier agenda. Además puedo usar de bujo cualquier cuaderno, incluso los más baratos.

¿Vos qué usas?